Calentamiento Global

publicidad
14 de abril de 2011 • 14:18

Brasil: piden multa de USD 1.250 millones por comprar carne de deforestación

El Ministerio Público (fiscalía) brasileño denunció a 14 frigoríficos por comprar carne en áreas deforestadas ilegalmente o de establecimientos que utilizan trabajo esclavo en el estado amazónico de Acre, y pidió indemnización y multas por más de 1.250 millones de dólares, informó este jueves el fiscal de la causa a la AFP.

"Hace más de un año que recogemos pruebas y en ese tiempo intentamos que los frigoríficos se comprometan en un acuerdo a no comprar más carne de haciendas de deforestación ilegal y trabajo esclavo", pero pasó el tiempo y "no conseguimos firmarlo", dijo el procurador Anselmo Henrique Cordeiro Lopes, que coordinó la acción.

La denuncia incluye al Instituto de Medio Ambiente, al que se acusa de incumplir sus obligaciones de supervisar.

La Fiscalía pide 625 millones de dólares en multas (unos 316 dólares por kilo comercializado de carne de esa procedencia) y otros 625 millones como indemnización ambiental.

El mayor frigorífico acusado es el gigante exportador brasileño JBS Friboi, que ha firmado acuerdos para no comprar carne de deforestación ilegal en otros estados amazónicos, añadió el procurador.

Consultada por la AFP, la asesoría de prensa de JBS Friboi dijo que la acción "fue una sorpresa" porque estaban "muy avanzadas las negociaciones" para firmar el compromiso pedido por los fiscales.

Se estima que la ganadería provocó 80% de la deforestación de la Amazonía en años recientes.

El Ministerio Público federal inició una guerra contra la ganadería enemiga de la selva hace dos años, con otra millonaria acción en el estado de Pará contra supermercados, frigoríficos y haciendas acusadas de comprar o producir carne de áreas deforestadas ilegalmente.

En paralelo, la ONG ambientalista Greenpeace denunció que carne y cuero de haciendas deforestadoras llegaban a conocidas marcas internacionales de calzados, moda, autos y cadenas de supermercados. La mayoría se comprometieron a no comprar más.

Dos estados han firmado esos compromisos contra la carne enemiga de la selva: Mato Grosso y Pará. Las fiscalías de los otros estados amazónicos intentan llevar esos acuerdos a toda la Amazonía.

AFP AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.