Internacional

publicidad
16 de junio de 2013 • 02:50

El Comité de Descolonización de la ONU aborda de nuevo el caso de Puerto Rico

 

El Comité de Descolonización de la ONU abordará el lunes el caso de Puerto Rico, siete meses después de que los puertorriqueños se pronunciaran por primera vez en contra de seguir teniendo el estatus de Estado Libre Asociado y a favor de la anexión plena a EE. UU.

En una entrevista con Efe, el presidente ejecutivo del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Fernando Martín, adelantó que el lunes en Nueva York argumentará ante ese comité la oposición de su partido al actual estatus político de la isla caribeña.

Martín resaltó que el objetivo perseguido desde hace décadas es que el asunto del estatus político de Puerto Rico "salte" del Comité de Descolonización a la Asamblea General.

Durante los doce últimos años, el Comité de Descolonización ha aprobado por consenso una resolución en favor de la libre determinación e independencia de Puerto Rico, pero el caso no logra avanzar hasta la Asamblea General, cuyo debate reúne en Nueva York cada septiembre a mandatarios de todo el mundo.

El dirigente del PIP subrayó que la novedad fundamental de este año es el resultado del plebiscito no vinculante realizado el pasado noviembre.

La primera cuestión de esa consulta preguntaba a los electores si querían continuar con el estatus actual, el llamado Estado Libre Asociado a EE. UU., a lo que el 54 % dijo que no.

En la segunda pregunta, en la que se ofrecían tres modelos alternativos, la mayoría (61 %) apostó por la plena anexión a Estados Unidos, por encima de las opciones de la libre asociación -un estatus similar al de los países de la Unión Europea- y la independencia.

"Depende de los proponentes del Comité de Descolonización persuadir a una masa crítica de países para que el tema pase a la Asamblea General", explicó Martín, tras asegurar que a pesar de tratarse de un proceso extremadamente lento se han dado pasos importantes en los últimos años.

Reconoció que sin la iniciativa de la Asamblea General es muy difícil que el asunto de Puerto Rico prospere en la ONU.

"Desde hace años EE. UU. dice que se trata de un asunto interno y que los puertorriqueños han dado su consentimiento a la situación", dijo Martín, para matizar que el resultado de la consulta de noviembre cambia radicalmente el escenario.

Según el líder independentista, "ese resultado pone en una postura incómoda a EE. UU. y rompe el argumento de que la situación es consentida".

El Comité de Descolonización, formado por 29 países, escuchará a distintos ponentes sobre la situación política de Puerto Rico, como viene ocurriendo desde hace décadas sin que el asunto haya pasado a la consideración de la Asamblea General, lo que requiere de un consenso generalizado de países.

Se espera que en la cita del lunes salga a relucir el hecho de que en la primera cumbre de jefes de estado de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), celebrada en enero en Chile, se aprobó una resolución que reafirmaba el carácter latinoamericano y caribeño de Puerto Rico.

La ONU sacó a Puerto Rico hace 60 años de la lista de territorios sin gobierno propio, lo que ha permitido a Washington dejar de rendir informes de situación de la isla.

Sin embargo, desde 1970 forma parte de los territorios observados por el Comité de Descolonización, que también se ocupa de casos como el Sahara Occidental, Bermudas, Gibraltar, Guam, Islas Caimán, Islas Malvinas, Turcas y Caicos o Islas Vírgenes.

El estatus de Estado Libre Asociado a EE. UU. permite a Puerto Rico un amplio margen de autonomía, aunque Washington se reserva renglones como defensa, relaciones internacionales o fronteras.

Los puertorriqueños residentes en la isla tienen pasaporte estadounidense, pero no pueden votar en las elecciones generales de Estados Unidos, lo que sí es posible si se trasladan a vivir al continente.

El año pasado, y como viene ocurriendo todos los años, el Comité de Descolonización aprobó por consenso una resolución en la que se reconoce su derecho a la autodeterminación e independencia.

El texto, presentado por Cuba con el apoyo expreso de Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Venezuela, también reitera que Puerto Rico es "una nación latinoamericana y caribeña que tiene su propia e inconfundible identidad cultural".

Además, exhorta a EE. UU. a "acelerar un proceso que permita que el pueblo de Puerto Rico ejerza su derecho a la libre determinación e independencia" y pide a la Asamblea General de la ONU que vuelva a estudiar el caso del exterritorio español.

Ese reclamo contó con el respaldo del Movimiento de Países No Alineados (NOAL) en discursos de Egipto, Irán y Siria.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.