actualizado a las 18:16

Tras el nuevo iPhone 5, una defensa a la política de Apple

La tienda www.apple.com proyectó que los envíos tardarían dos semanas en completarse. Foto: Divulgación
La tienda www.apple.com proyectó que los envíos tardarían dos semanas en completarse.
Foto: Divulgación
 

Poco antes del lanzamiento del iPhone 5 de Apple, les ofrecíamos el punto de vista de Dan Lyons, creador del blog satírico ahora extinto "El diario secreto de Steve Jobs", y quién tildaba de poco innovadora la nueva propuesta de la empresa de la manzana.

Tras el lanzamiento ya sabemos lo que el iPhone 5 puede ofrecer: una carcasa más grande, delgada y capaz de funcionar con redes 4G, pero sin el sistema NFC para realizar pagos por contacto ni un cargador de batería inalámbrico, propuestas que por el contrario sí incorporó su competencia.

"Los hechos demuestran lo contrario"

Durante la clausura de la ceremonia de lanzamiento del iPhone 5, el director general de Apple, Tim Cook, dijo a su audiencia: "¡Espero que estén tan emocionados como nosotros!"

¿Lo estamos? Desde que Cook tomó el mando tras el fallecimiento del co-fundador de la compañía Steve Jobs hace más de un año, es fácil sugerir que la compañía de tecnología más famosa del mundo no puede ser más la misma.

Sin embargo, los hechos demuestran lo contrario.

Esta semana, Dan Lyons, periodista de la publicación Newsweek y exautor del blog falso de Steve Jobs, expresaba que las mejoras del iPhone 5 sólo podían decepcionar.

"Se verá como las dos últimas versiones de iPhone", excribió, "excepto un poco más fino y más grande, con mejoras internas y un nuevo sistema operativo. Si eso es correcto, imagino que Steve no estaría contento".

Bien, eso es exactamente lo que resultó ser el iPhone 5, y si Lyons (como el resto de nosotros) sabíamos ya esto de antemano. ¿Por qué cree que Jobs tampoco?

"Innovación no significa siempre cambio radical"

Apple no es una empresa que se apura con nuevas ideas y las lanza rápidamente al mercado. Concibe los productos antes de que exista la tecnología para fabricarlos. Después los refina durante el tiempo que sea necesario para que estén bien.

El iPad, por ejemplo, se basó en una idea concebida en 1968, se convirtió en un prototipo en 2002 y no apareció hasta 2010.

En definitiva, si Jobs hubiera estado en desacuerdo con los planes de Apple para septiembre de 2012, habría tenido ya oportunidad de cambiarlos antes de desaparecer de la compañía hace un año.

Pero lo que él entendió, y que Lyon parece no percatar, es que innovación no significa siempre cambio radical.

Las "mejoras internas" del iPhone 4S incluyeron un chip de CPU dos veces más rápido que su predecesor, con una batería rediseñada para funcionar la misma cantidad de tiempo por carga, y con una carcasa que todavía hoy es la más fina del mundo, ya que ningún otro fabricante ha sido capaz de igualarlo.

El iPhone 5 cuenta con un nuevo procesador que nuevamente duplica en rapidez a su predecesor, cuenta con la pantalla Retina para proporcionar más pixelado, y reduce en un 20% su grosor de carcasa para crear un aparato que es diferente a ningún otro, pero al mismo tiempo con similitudes con pasadas generaciones.

Al tener una pantalla más grande, reconoce Lyons, Apple simplemente está "copiando", ya que otros fabricantes rivales basados en el sistema operativo Android ya optan por pantallas más grandes.

Pero estos fabricantes, incluido Samsung quien enfrenta un pago a Apple de US$1.050 millones por violaciones de patente, son la pesadilla de los desarrolladores de aplicaciones por la gran cantidad de tamaños y formas de pantalla que tienen que soportar.

El iPhone 5 opera las aplicaciones existentes tan bien como anteriores modelos, y al mismo tiempo ofrece ese espacio extra que los desarrolladores pueden aprovechar de forma relativamente simple; pudiendo visualizar películas de forma maravillosa y colocarlo igual de fácil en el bolsillo.

Esto no es copiar, eso es pensar.

Inversiones "más sabias"

El iPhone no tiene NFC ni cargador inalámbrico, elementos que sí tiene el nuevo teléfono Windows de Nokia.

Así que es difícil tomar en serio la afirmación de Lyons de que "esto es lo que pasa cuando una compañía es demasiado barata para invertir en investigación y desarrollo". Es algo sabido que Apple invierte menos en I+D que rivales como Google. Pero cualquiera que mire lo que Google ha producido en los últimos años se preguntará si Apple simplemente invierte su dinero de forma más sabia.

Como dice Lyons, el iPhone no se ha distanciado radicalmente de su formato original, ni los teléfonos inteligentes que le siguieron. ¿Por qué deberían? La laptop plegable la patentó hace más de 30 años el diseñador industrial británico Bill Moggridge, quien murió esta semana, y hoy todavía usamos estas laptops.

Quizás esto significa que todos los fabricantes de laptops "se quedaron sin ideas" en 1982. O quizás es una buena idea que nos quedemos con ella porque funciona, como los teléfonos de pantalla táctil que Apple inventó en 2007.

"En algún lugar ahí arriba", escribió Lyons, "puedo escuchar a Steve gritando". Es posible, pero no estará gritando a sus sucesores para que tiren por la borda una década de riguroso desarrollo y fabricar un teléfono que trate de ser lo que ningún otro teléfono es.

Él grita a los expertos en tecnología por juzgar los productos por no tener el factor "Wow", en lugar de cómo se siente uno al usarlos.

Después de todo, esto es lo que importa a la gente que paga mucho dinero por ellos. Lo que probablemente explica por qué los analistas predicen ya que el iPhone 5 se venderá incluso más rápido que modelos anteriores, cuyas espectaculares cifras de ventas expuso Cook en el lanzamiento, esté o no esté Dan Lyons emocionado.

BBCMundo.com Derechos reservados. Todos los derechos de los contenidos de este sitio (incluidos los de autor) son propiedad de la British Broadcasting Corporation (BBC,Corporación Británica de Radiodifusión).