Mundo

publicidad
24 de junio de 2012 • 14:17

Reunión antidrogas busca compromiso político de productores y consumidores

La lucha contra las drogas será tratada como un problema de responsabilidad compartida entre países productores, consumidores y de paso por ministros, "zares" y representantes de los cinco continentes, durante una reunión internacional que comienza mañana en Lima.

En la Conferencia Internacional de Ministros de Relaciones Exteriores y Jefes de Organismos Nacionales Especializados Frente al Problema Mundial de las Drogas participarán delegaciones de 59 países, entre las que destacan Estados Unidos, Colombia, México, Bolivia, Rusia y España, las que suscribirán una declaración conjunta.

Aunque hay muy pocos invitados confirmados, entre ellos está el titular de la Secretaría de programación para la prevención de la drogadicción y la lucha contra el narcotráfico de Argentina, Rafael Bielsa, y el canciller de Honduras, Arturo Corrales.

Además, intervendrán delegaciones de 10 organismos internacionales como la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc), la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Comunidad Andina (CAN).

La cita es una iniciativa del Gobierno peruano y está organizada por el Ministerio de Relaciones Exteriores y por la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida).

Los principales ejes de la conferencia están enfocados a establecer prácticas para reducir la demanda y la oferta de drogas y compartir experiencias exitosas en el desarrollo alternativo.

Se tiene previsto fortalecer la cooperación internacional en la problemática de las drogas, propiciar un intercambio de información estratégica y operativa a escala mundial y explorar programas comunitarios de prevención, intervención temprana y tratamiento.

Un tema que no está en la agenda de la conferencia es la legalización de la marihuana, aunque según señaló el jueves durante una rueda de prensa la presidenta de Devida, Carmen Masías, cualquier país que quiera expresar su opinión al respecto es libre de hacerlo.

El director general para Asuntos Multilaterales y Globales de la Cancillería peruana, Luis Enrique Chávez, expresó a los periodistas que "existe un respaldo político de cada uno de los participantes contra el flagelo de las drogas".

"Lo novedoso es el compromiso político que se va a adoptar en Lima para reforzar la cooperación y el intercambio de información", manifestó Chávez.

El país anfitrión es considerado uno de los primeros productores de cocaína en el mundo, el primero según la DEA, junto a Colombia y cuenta con 61.200 hectáreas de cultivos de hoja de coca, principal insumo de la droga, según un informe de la Unodc de 2011.

En 2010, Perú produjo 325 toneladas de cocaína, según datos de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), y destinó 100 millones de dólares en 2011 en políticas contra las drogas, indicó un informe de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes.

Las inmediaciones del hotel, en el distrito de San Isidro, donde se realizará la conferencia contarán con fuertes medidas de seguridad, mientras que los periodistas tendrán un acceso restringido, según confirmó una fuente de Devida a Efe.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.