publicidad
17 de diciembre de 2010 • 15:35 • actualizado a las 16:09

Alan García en el “diván” de EE.UU., según WikiLeaks

Alan García Pérez.
Foto: AFP
 

Uno de los últimos cables filtrados por el portal WikiLeaks, pone al descubierto el perfil psicológico del presidente Alan García, en donde analizan su salud, su gordura, su afición al trabajo, sus relaciones sentimentales y su ego “colosal”, entre otras perlas que, por encargo del Departamento de Estado de EE.UU., trabajó el ex embajador de ese país en Lima, James Curtis Struble, a fines de 2006.

 

Lo más resaltante del documento que trabajó el diplomático en el 2006:

Su estado de salud

“En general, la salud de García parece ser buena (…) No obstante, claramente ha ganado peso en los últimos meses, gordura que se deja ver por su prominente papada y las dimensiones de su barriga”.

El documento también trata sobre el desorden bipolar que afectaría al mandatario y señala que “nuestros contactos –con conocimiento de primera mano- dicen que García siempre ha sido temperamental, con tendencia a inesperados accesos de entusiasmo, hundimientos de mal humor y abruptos cambios de opinión”.

La leyenda del Litio

Struble señala que no tiene los nombres de los doctores ni las medicinas que toma el mandatario. Sin embargo, por referencia de un número de contactos, todos afirman que García toma litio para propósitos antidepresivos (desorden bipolar). El diplomático no confirma la veracidad de estos reportes y también destaca que el Presidente no sufre de alcoholismo o de abuso de drogas.

Delirios de persecución

El imaginario de persecución siempre ha formado parte de su vida. Al finalizar su primer mandato, por miedo a la persecución se exilio en Colombia. Un año después, por medio de reportes que indiciaban que era perseguido por Fujimori, viajó a Francia. Según el cable, esto ha moldeado su personalidad y su instinto político, manteniendo las cosas a la mano y limitando el círculo de colaboradores.

Un maestro político

El diplomático destaca que el mandatario tiene un cálculo frío digno de admiración y que el Apra es conocido como la máquina política más efectiva del Perú. A la vez, destaca que, según varios informes, García es un jefe difícil, demandante y una persona temperamental, pero que no tienen información que sea una persona abusiva con sus colegas o su familia.

Qué le quita el sueño

El documento secreto señala que no tienen información sobre la disminución de horas de sueño, así como tampoco de la rutina de ¿ejercicios? o el régimen de ¿dieta?.

El workalcoholic de García

El informe hace referencia que el mandatario trabaja hasta muy tarde y que “su trabajo es todo lo que hace”. Es un político puro y destaca que nunca ha hecho nada más que su trabajo como candidato o presidente. “Eso es todo lo que sabe hacer (Ha escrito libros, pero la mayoría han sido criticados)”.

Las caras de García

García, en público y en privado, son dos personas opuestas. En público, la tendencia es impresionar con su pose de majestuosidad, inflando pecho, cabeza en alto y brazos extendidos, según la coreografía del momento. En privado, es más informal, cautivador e incluso considerado, cortés y de trato deferente con sus visitantes. En lo que si se mezclan las dos caras del mandatario es en su “ego colosal”. Para algunos observadores, el ego es su punto débil y podría traer consecuencias contraproducentes en su Gobierno.

Livin’ la vida loca

Struble sostiene que hay rumores ampliamente divulgados de numerosas relaciones sexuales extramaritales. El diplomático sostiene esta información señalando la relación que García mantuvo con Roxanne Cheesman, con quien tuvo un hijo. En este episodio, el documento hace referencia que García reconoció que esa relación la mantuvo cuando estuvo separado, pero destaca que fue mucho más duradera de lo que el mandatario señaló en público.