Tecnología

publicidad
08 de julio de 2012 • 13:53

Faltan horas para que miles se queden sin internet

Los virus fueron diseñados para redirigir el tráfico de internet a través de servidores DNS controlados por criminales.
Foto: Thinkstock

Los usuarios de internet que ingresen el domingo a Twitter y Facebook pueden aprovechar para hacer una breve maniobra y verificar que su computadora no esté infectada de programas maliciosos.

Millares de personas en Estados Unidos cuyos computadores fueron infectados hace más de un año con un virus informático corren el riesgo de quedarse sin conexión a internet en el primer instante del lunes, tiempo de la costa este.

Esta semana, cerca de 245.000 computadores de todo el mundo aún estaban infectados con Alureon y sus hermanos, según la firma de seguridad Deteque. Eso incluye a 45.355 computadores en Estados Unidos.

A las 12:01 a.m. EDT (1601 GMT) del lunes, el FBI tiene previsto apagar los servidores de internet que instaló como un sistema temporal de seguridad para que las computadoras infectadas pudieran ingresar a internet durante los últimos ocho meses. La orden judicial obtenida por el FBI para mantener en funcionamiento a los servidores ya expiró y no fue renovada.

El problema comenzó cuando ciberintrusos internacionales pusieron un anuncio publicitario engañoso en línea para tomar control de más de 570.000 computadoras infectadas en todo el mundo.

Cuando el FBI fue en busca de los delincuentes a fines del año pasado, los agentes advirtieron que si apagaban los servidores maliciosos usados para controlar las computadoras, todas las víctimas perderían su servicio de internet.

En una medida inusual, el FBI contrató una empresa privada para instalar dos servidores de internet que sustituyeron a los maliciosos a fin de que los usuarios no perdieran instantáneamente su conexión.

El FBI consiguió que una compañía privada instalara el cibersitio http://www.dcwg.org donde los usuarios de computadora pueden verificar si su computador está infectado y encontrar enlaces con otras empresas de seguridad informática para buscarle una solución al problema.

Desde el principio, la mayoría de las víctimas no supieron que sus computadoras resultaron infectadas, aunque el programa malicioso probablemente ha hecho más lenta su navegación en internet y ha desactivado sus programas antivirus, lo que torna más vulnerables sus aparatos.

Muchas personas que usan computadores no comprenden totalmente la complejidad de sus máquinas, además de que algunas no confían en el gobierno.

"Creo que el FBI quiere que todos vayan a ese cibersitio para examinar nuestras computadoras ... Es sólo una manera de robar datos para su propia investigación", consideró un usuario.

Otros recordaron el alboroto que trajo el Y2K en el 2000, por la transición numérica de los ordenadores. Al final, hubo muy pocos problemas.Según Tom Grasso, agente especial del FBI, muchos proveedores de internet están preparados para el problema y tienen planes para ayudar a sus clientes. Algunos, como Comcast, ya han informado sobre la situación. La compañía envió mensajes e incluyó informaciones en su cibersitio.

Además de computadoras de usuarios individuales, unas 50 empresas incluidas en la lista de las 500 principales compañías de la revista Fortune todavía están infectadas, agregó Grasso.

Otros proveedores de internet decidieron simplemente esperar llamados a sus teléfonos de asistencia.

Para el lunes, si no hay conexión a internet, los sistemas de ayuda al cliente serán la única solución.

AP AP - The Associated Press. Todos los derechos reservados.

Este material no puede ser copiado, transmitido, reformado o redistribuido.