publicidad
12 de mayo de 2012 • 11:10

HTML5 quiere conquistar internet

El HTML5 puede llevar a cabo cualquier tipo de tarea dinámica y trucos visuales.
Foto: Divulgación
 

Quizá ahora resulte difícil de imaginar, pero los sitios creados originalmente en la World Wide Web se escribían en lenguaje HTML, un código muy simple basado en texto.

Los diseñadores de internet eran muy conscientes en ese entonces de que sus clientes tenían conexiones lentas y carecían de paciencia.

Esperar a que se formara muy lentamente una simple imagen en blanco y negro en la pantalla era suficiente para sacar de quicio a cualquiera.

Esto comenzó a cambiar cuando las computadoras se tornaron más veloces y los proveedores de contenido comenzaron a utilizar métodos más sofisticados para codificar contenido multimedia.

El Macromedia Flash, que ahora pasó a ser un producto de Adobe, marcó una gran diferencia cuando apareció a mediados de los 90.

Así, las animaciones, las secuencias de video y los gráficos se volvieron más elaborados.

Sin embargo, desde su invención a principios de los 90, el HTML no servía para alojar videos.

Y es precisamente por esta razón que el código HTML5 está siendo recibido con tanta algarabía, particularmente por las empresas: esta versión puede llevar a cabo cualquier tipo de tarea dinámica y trucos visuales.

Desde hace mucho tiempo que no se producía un avance tan vertiginoso en internet.

No más terceras partes

Programadores de aplicaciones como Kevin Sweeney, quien trabaja en Vimeo, una plataforma para compartir videos, ya optó por las nuevas herramientas que están incorporadas en el lenguaje HTML5.

"Antes necesitábamos recurrir a terceras partes como Adobe Flash o QuickTime y teníamos que incorporar estos programas dentro de las páginas de internet. HTML5 nos permitirá eliminar esto de la ecuación y subir los videos directamente", dice Sweeney.

Para ponerlo de forma simple, esto significa que los usuarios que visitan una página web ya no tendrán que ver en medio de la pantalla del ordenador un agujero negro o encontrar numerosos avisos para descargar extensiones (comúnmente llamadas plug-in) para ver el video o la animación y que demoran varios minutos en instalarse.

Eliminar esta espera era crucial para evitar que los usuarios se fueran a hacer clic a la página de la competencia.

El iPod Touch, el iPhone y recientemente el iPad son particularmente "buenos" en dejar agujeros negros en la pantalla, debido a que el antiguo jefe de Apple, Steve Jobs, no permitió desde un principio que sus dispositivos -que funcionan con el sistema operativo iOS- utilizaran Flash.

El éxito de estos productos hace que muchas compañías se vean en la necesidad de recodificar sus sitios digitales con el nuevo lenguaje HTML5, especialmente el contenido multimedia.

Muchas empresas ni siquiera han esperado a que se finalicen los detalles del nuevo lenguaje y ya han comenzado a utilizar versiones no oficiales del código para cambiar sus páginas.

Aaron Gustafsoon, autor del libro "Diseño de internet adaptable" (Adaptive web design), dice que la naturaleza versátil y dinámica de HTML5 hace que éste pueda usarse de formas nuevas y en diferentes entornos, como en la oficina o la cocina.

"Por ejemplo, si eres un curador de recetas con un sitio en internet, puedes crear una página que funciona en una pantalla táctil en la superficie de un refrigerador. La gente puede saber qué ingredientes tiene en la nevera y constatar esa información cuando lo desee usando una aplicación HTML5 en la pantalla".

¿Qué le espera entonces a Adobe Flash?

La compañía, por ejemplo, ya ha dejado de dar soporte técnico a los dispositivos móviles.

Danny Winokur, director general del sector de desarrollo interactivo para empresas de Adobe, dice que el futuro de Flash no está en peligro. Sobre todo porque con HTML5 todavía no se puede proteger material con derechos de autor.

Son todas cosas que se podrán hacer en el futuro, pero todavía queda un largo camino.

Idealmente, el usuario no se dará ni cuenta de los cambios que harán que la red se actualice con un nuevo código.

Si HTML5 hace su trabajo de forma efectiva, nadie fuera de la comunidad de programadores de internet se dará cuenta de la colosal empresa que ha facilitado estos cambios.

BBCMundo.com Derechos reservados. Todos los derechos de los contenidos de este sitio (incluidos los de autor) son propiedad de la British Broadcasting Corporation (BBC,Corporación Británica de Radiodifusión).