¿Para qué quiere Google una tableta propia?

La Nexus 7 operará su propio sistema operativo de fuente abierta Android. Foto: Getty Images
La Nexus 7 operará su propio sistema operativo de fuente abierta Android.
Foto: Getty Images
 

Poco después de que Microsoft sorprendiera con una tableta propia, Google no se queda atrás y hace gala de su primer modelo, la Nexus 7.

Siguiendo su estrategia de delegar la fabricación de los apartos a otras compañías, el dispositivo del buscador será manufacturado por la taiwanesa Asus y operará el nuevo sistema operativo Jelly Bean de Android.

Rápidos procesadores, un tamaño que permite llevarlo en el bolsillo de una chaqueta, su capacidad de operar varios programas al mismo tiempo, escritura de mensajes por voz, así como su precio (US$199), son factores que convierten a la tableta de Google en un potencial competidor del Kindle Fire de Amazon.

EL PASTEL DE LAS TABLETS

El lanzamiento de Nexus 7 confirma que ninguna de las mayores compañías tecnológicas piensa renunciar a sacar su propia tajada del pastel de las tabletas.

Con sus 7', el dispositivo tiene un tamaño muy similar a la de Amazon y es significativamente menor al iPad de Apple (de 9,7'), y en línea con otros productos diseñados por la compañía, operará su propio sistema operativo de fuente abierta Android en su última versión.

De este modo Google, al igual que Microsoft con su tableta Surface, apuesta por seguir el modelo de negocio de Apple, basado en el desarrollo tanto de software como de hardware.

Y en el caso de Nexus 7, la ventaja competitiva que tiene es el hecho de estar completamente adaptado para operar el navegador Chrome, así como todas las herramientas que ofrece Google, entre ellas un YouTube de tamaño adaptado y la última novedad: Google Now.

Google Now es un asistente de voz para hacer la competencia al Siri de Apple, pero a diferencia de Siri (que sólo opera en el iPhone4s) se espera que el asistente de voz de Google pueda incorporarse a los terminales con una versión actualizada del sistema operativo Android 4.0 Ice Cream Sandwich.

Aunque en todos estos aspectos la estrategia de Google parece presentar versiones mejoradas de los dispositivos de la competencia, en lo que se sigue distinguiendo es que el buscador continúa relegando en otras compañías la tarea de fabricar sus dispositivos, como es el caso de Samsung para celulares y Asus para tabletas.

UN SECTOR CLAVE

No es de extrañar que tanto Google como Microsoft, tradicionalmente ligados al desarrollo de sofware, muestren interés por contar con dispositivos propios.

Ninguna de estas dos compañías pretende dejar en manos de terceros el uso de sus programas y sistemas operativos, sobre todo en un mercado tan suculento como el de las tabletas.

Por otra parte, ninguna de las tabletas que operan Windows o Android han conseguido desbancar el liderazgo de Apple con su iPad, razón de más para que ambos decidan poner manos a la obra y lanzar sus propios prototipos.

Según Tudor Aw, director del departamento tecnológico de KPMG en Europa, "controlar una parte del mercado de las tabletas será clave para los actores tecnológicos si quieren mantener una relación fuerte con sus clientes".

No obstante, según los analistas el éxito de Nexus 7 no está garantizado.

"El problema de la tableta de Google es su falta de aplicaciones de peso para tabletas y Google todavía tendrá que motivar a los desarrolladores para que rellenen este nicho", cuenta Frank Gillett de Forrester Research.

"También espero que Amazon actualice el Kindle Fire, por tarde antes de octubre, y que tendrá contenido más atractivo gracias a los paquetes de subscripción premium que incluye películas, libros y otro tipo de contenidos".

"Me extraña que Google no haya ofrecido algo similar para rentabilizar su programa", apuntó.

BBCMundo.com Derechos reservados. Todos los derechos de los contenidos de este sitio (incluidos los de autor) son propiedad de la British Broadcasting Corporation (BBC,Corporación Británica de Radiodifusión).