0

La ONU es optimista con el proceso de paz en Colombia pese a las dificultades

11 ene 2017
17h00
  • separator
  • comentarios

Naciones Unidas mantiene el optimismo sobre el proceso de paz en Colombia pese a las dificultades, sobre todo logísticas, que se dan en el país latinoamericano y que han retrasado algunos de los pasos iniciales.

Ese fue el análisis presentado hoy al Consejo de Seguridad por el representante de la ONU en Colombia, Jean Arnault, quien también dirige la misión de la organización encargada de apoyar la supervisión del alto el fuego y de la dejación de las armas por parte de las FARC.

Según Arnault, el proceso de paz colombiano sigue enfrentándose a numerosos "desafíos", pero también cuenta con "activos sólidos".

"En primer lugar, la determinación del Gobierno de Colombia y del liderazgo de las FARC para perseverar a pesar de las dificultades; y la abrumadora aspiración del pueblo para poner fin a uno de los conflictos armados más antiguos del mundo", señaló.

Arnault repasó ante el Consejo de Seguridad los más recientes acontecimientos en Colombia, destacando los avances logrados en las últimas semanas en el plano legislativo, gracias sobre todo a la aprobación de la Ley de Amnistía.

Mientras tanto, aseguró que la "dimensión logística" del acuerdo de alto el fuego y entrega de las armas ha presentado hasta ahora el "desafío más difícil".

Según Arnault, ello se debe a distintos factores, desde la incertidumbre política tras el plebiscito de octubre a la localización remota de algunas de las zonas señaladas para el desarme.

Esas dificultades logísticas impidieron cumplir con la primera meta del calendario: concentrar para el 1 de enero a los guerrilleros en 26 puntos del país, un paso previo a la dejación de las armas.

Como consecuencia, Arnault dijo hoy que tampoco será posible completar para el 30 de enero la destrucción de munición inestable, tal y como estaba previsto.

Sin embargo, el diplomático francés se mostró de acuerdo con el Gobierno colombiano, que considera que aún es posible que el proceso de desarme pueda completarse en los plazos fijados originalmente, para principios de junio.

"Con determinación de todas las partes, no es imposible lograr ese objetivo", dijo Arnault, que defendió acelerar los trabajos y que subrayó que una pérdida de impulso del proceso "no interesa a nadie".

En ese sentido, la embajadora colombiana ante la ONU, María Emma Mejía, destacó hoy el "compromiso" de todos los involucrados para cumplir con el plazo de 180 días fijado para "la dejación definitiva de todo el armamento".

Mejía subrayó la importancia de acelerar varios asuntos logísticos, pero insistió también en que el balance del proceso hasta ahora es "ampliamente favorable" y se mostró satisfecha con el papel de la misión de Naciones Unidas y el gran apoyo internacional recibido.

Arnault, por su parte, dijo que los esfuerzos deben centrarse ahora en la preparación de los campamentos de las FARC.

El responsable de la ONU explicó que la construcción ha comenzado en un tercio de las zonas señaladas, mientras que hay preparativos en curso en otro tercio y en el resto se registran aún ciertas dificultades.

Según destacó, en las últimas tres semanas se han logrado progresos importantes en el despliegue del mecanismo tripartito encargado de supervisar el alto el fuego y el desarme, del que forma parte la misión de la ONU.

En total, Naciones Unidas ha desplegado a unos 350 de los 450 observadores de su misión, a los que se sumarán 33 empleados civiles antes de fin de mes.

En su presentación ante el Consejo de Seguridad, Arnault no mencionó la polémica generada a raíz de la participación de tres observadores de la ONU en una fiesta de las FARC el pasado 31 de diciembre, y que llevó a la organización a apartarlos de sus puestos.

El embajador británico, Matthew Rycroft, cuyo país dirige el expediente colombiano en el Consejo de Seguridad, destacó preguntado al respecto que la ONU ha actuado "muy rápidamente" y ha trazado la "línea".

Varios miembros tomaron la palabra en el Consejo de Seguridad para dar su visión sobre el proceso de paz en Colombia, con palabras en general muy positivas.

"Colombia se ha convertido en ejemplo para el mundo", aseguró el embajador boliviano, Sacha Llorenti, que felicitó al Gobierno y a las FARC por el compromiso que están demostrando.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad